EL FRONTÓN CASERO MEXICANO.


La mezcla de éstas dos tendencias, la vasca, y la afición oculta del ulama, producen un fenómeno, que es la creación de un subgrupo de frontones mexicanos, llamada "frontones caseros, o irregulares". Estos tienen la característica de no seguir los lineamientos de los frontones españoles en cuanto a tamaño, pero adopta algunos conceptos como la" larga y corta".

Esta generación de frontones, son consecuencia también por la popularidad que en los 40's tiene el Frontón México, Jai Alai. A la vez, el Miguel_Alemanismo desata un boom en la construcción de casas en Tequesquitengo, y con ellos, el desarrollo de los "frontones irregulares", ó "frontones caseros".

La ventaja de los éstos, es que son más chicos y el tamaño lo determinan los límites del terreno disponible, sin embargo, esto no sucede en otras sociedades hispánicas en donde también juegan frontón Vasco.

Solo es en México en donde se observa esta versatilidad, alejándose con facilidad de los parámetros de una afición organizada, y demuestra que hay "otra afición", que lejos de imitar, se adapta readapta.